• La dermatitis atópica (DA) es uno de los trastornos más frecuentes de la piel en los lactantes y niños pequeños, y se ha encontrado que se puede atribuir el riesgo aumentado de DA a las proteínas que se encuentran en la fórmula de la leche de vaca (FLV), en especial en lactantes con DA familiar hereditaria (3). Las fórmulas terapéuticas para neonatos con alergia a las proteínas de la leche de vaca que se formulan a partir de proteínas con hidrólisis extensa, o mezclas cristalinas de aminoácidos, se consideran alimentos con propósitos médicos especiales y no están diseñadas para su uso en niños sanos; sin embargo, se han desarrollado formulas hidrolizadas que tienen como base primordial proteínas con hidrólisis parcial (moderada) y proteínas con hidrólisis extensa, que actualmente se emplean en lactantes sanos con antecedente familiar de alergia o dermatitis atópica, lactantes que no pueden alimentarse de manera exclusiva con leche materna, aquellos con alergia documentada a la leche de vaca (LV), así como para la prevención primaria de la enfermedad alérgica, por lo que el uso de las formulas hidrolizadas (FH) es cada vez mayor alrededor del mundo, y nos hace llegar a preguntarnos, si es factible recomendarlas como la mejor opción para los lactantes de término con riesgo estándar que no reciben lactancia materna exclusiva (1,2).

Guardar este artículo
67arriba

Me gusta

Ingrese su información para acceder a nuestras herramientas.

Artículos relacionados