• El crecimiento fetal se regula en gran medida por la nutrición fetal; en gran parte el primer trimestre de la nutrición fetal es histotrófica y deriva de las glándulas uterinas. Cuando ocurre la placentación se realiza la nutrición hemotrófica y el feto es el último en la cadena de provisión larga que incluye la condición nutricia materna, la irrigación sanguínea del útero, la función placentaria, la provisión sanguínea al cordón umbilical y el ambiente hormonal del feto. En contraste con la evidencia limitada, en cuanto a que la nutrición de la madre fomenta el crecimiento fetal, hay evidencia de que el ambiente uterino integrado por factores maternos, desempeñan un papel importante en el tamaño al nacer. De hecho, los factores de la madre relacionados con su condición nutricia durante la vida, tienen más efectos sobre el peso de su hijo que los factores nutricionales durante el embarazo (1).

Guardar este artículo
74arriba

Me gusta

Ingrese su información para acceder a nuestras herramientas.

Artículos relacionados